Hola, Quiero saber más sobre la Red!

Técnicos especializados evaluaron la fertilidad del suelo y la calidad del agua en predios de productores miembros de la Red.

Durante una semana, y aplicando todas las medidas de bioseguridad, se recolectaron las muestras de suelo y agua en 136 predios. La Corporación colombiana de investigación agropecuaria, AGROSAVIA y el laboratorio químico AGRILAB realizarán los análisis de las muestras.

Villavicencio, septiembre 07 de 2020. Con el fin de ayudar a los productores de la Red de Abastecimiento del Meta a mejorar la calidad de los suelos y del agua para la producción agrícola y pecuaria, los técnicos del convenio FAO-Ecopetrol llevaron a cabo durante una semana, guardando todas las medidas de bioseguridad, la recolección de 127 muestras de suelo y 33 de agua en 136 predios ubicados en los municipios de Villavicencio, Acacías, Guamal y Castilla la Nueva.

La toma de muestras de suelo y agua, y su posterior análisis, permitirá conocer las necesidades de fertilización del suelo y de los predios de producción pecuaria con el ánimo de mejorar la calidad del agua que se consume y suministra a los animales, esto con el fin de buscar alternativas para mejorar sus condiciones, lo que redundará en el beneficio de los productores que podrán continuar ofreciendo productos de excelente calidad.

Las 33 muestras de agua potable se recogieron directamente en las fuentes señaladas y utilizadas por los productores. Allí los técnicos utilizando todos los materiales necesarios para preservar las muestras, las guardaron en envases que después de ser rotulados y marcados se refrigeraron inmediatamente para evitar cualquier tipo de contaminación; posteriormente fueron enviados al laboratorio para su respectivo análisis.

Por su parte a las 127 muestras de suelo recogidas se les hará un análisis bajo tres parámetros: 

  • El análisis físico de suelo: sirve para conocer la necesidad de tipo de labranza, de riego entre otras labores y en conjunto ayuda a conocer cuáles son las mejores prácticas para que un terreno brinde un ambiente adecuado para el desarrollo óptimo de un cultivo.

 

  • El análisis químico: permite conocer el suelo y saber que nutrientes están disponibles para las plantas, así mismo que correctivos o enmiendas usar para atender problemas por salinidad, sodicidad, acidez, entre otros.

 

  • El análisis microbiológico: involucra características físicas, químicas y biológicas del terreno. Ayuda a identificar microorganismos benéficos y patógenos como bacterias, hongos, nematodos, lombrices y artrópodos.

“Agradecemos a los técnicos del convenio FAO-Ecopetrol por esta labor que vienen haciendo en nuestros terrenos para el estudio del suelo porque eso nos ayudará a mejorar la fertilización de la tierra para la siembra de banano y plátano que tenemos”, dijo Omar Suarez, presidente de la Vereda Vista Hermosa en el municipio de Acacías y socio de la Asociación Campesina para el desarrollo Integral de Acacías (Acadein) que pertenece a la Red de Abastecimiento del Meta.

El análisis de las muestras de suelo estará a cargo de la Corporación colombiana de investigación agropecuaria, AGROSAVIA en el municipio de Mosquera (Cundinamarca) y las muestras de agua serán evaluadas por el laboratorio químico AGRILAB ubicado en Bogotá.

En aproximadamente dos meses cuando se reciban los resultados, los técnicos del convenio FAO-Ecopetrol procederán a generar para el tema de suelo los planes de fertilización para los diferentes cultivos y para el tema de agua entrarán a determinar qué planta de tratamiento se deberá usar para los proyectos de agroindustria.

Noticias relacionadas